Uuummm qué ambiente se respira los sábados en la plaza de las flores, ahora denominada Plaza de 25 de mayo.

Gastón Castelló enclavado en un banco, observa como cientos de jóvenes y no tan jóvenes alicantinos se dan cita todos los sábados a la hora del aperitivo. Los bares de la plaza y adyacentes no dan abasto entre cervecitas, vermuts, ensaladillas y demás tapas. En sus barras se puede apreciar la calidad y la frescura de los productos del mar y de la huerta de la provincia de Alicante.

El tapeo está de moda en Alicante.

El tapeo está de moda y, no sólo en los bares y restaurantes de la zona, sino que también se han sumado los comerciantes del mercado central que preparan bandejas de embutidos o salazones para acompañar a los quintos que se venden por cientos. La plaza está viva.

Plaza de las Flores de Alicante

Plaza de las Flores de Alicante

Aprovecha para comprar algún producto de la tierra como el turrón, que lo puedes encontrar en los puestecitos de la entrada principal, un delicatesen que no sólo es para comer en Navidad.

O la salazón, un producto muy típico de esta zona mediterránea cuyo origen se remonta a los egipcios, fenicios y romanos que ya usaron esta técnica tradicional de conserva que ha llegado a nuestros días sin apenas modificación; Sol y Sal.

Hay diversidad de salazones; mojamas, huevas, bonito, bacalao, anchoa… sus precios varían dependiendo de sus calidades, pero de esto hablaremos otros día largo y tendido.
Si estás de visita en la ciudad no te pierdas este encuentro de alicantinos, si ellos van…. será por algo.